Sólo funciona… si ganas tu partido

El Club Deportivo Guijuelo adelantó el encuentro con la intención de meter presion a los equipos de arriba, pero eso funciona si haces los deberes y ganas.

Yeray en un partido ante el Lealtad. Foto archivo.

Yeray en un partido ante el Lealtad. Foto archivo.

El Guijuelo comenzó el encuentro sabedor de la importancia de conseguir los tres puntos. Los pases en corto y la posesión de balón era la nota predominante pero sin llegar con peligro a la portería rival y así trancurrieron los primeros 45 minutos sin mucho que destacar, salvo la entrada de Lambarri al terreno de juego antes de llegar al descanso.

En la segunda parte el Guijuelo salió sin tensión, queriendo encontrar su oportunidad que no llegaba para el conjunto local, pero si para el visitante que en el 55 se adelantó en el marcador. Un gol que no entraba en los planes del Guijuelo y que recibió el segundo tres minutos más tarde sin tiempo de reaccionar, otra vez Lombán y otra vez una contra del Lealtad. Ahora si, el Guijuelo comenzó a ponerle garra y corazón al partido, Lambarri conseguiría acortar distancias en el 62, aunque no fue suficiente y el Guijuelo dice adios a muchas de sus opciones de entrar en el play-off e incluso de perder la plaza de Copa del Rey.

Sobre el papel la intención era buena, meter presión a los de arriba, pero eso sólo funciona… si ganas tu encuentro.

2 comments for “Sólo funciona… si ganas tu partido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *