El ibérico regresa al signo positivo en la vuelta a las sesiones presenciales de la Lonja

Cerdos en el campo. Foto Ibéricos Crego

La primera sesión presencial de la Lonja de Salamanca, tras el estado de alarma, nos dejó un incremento en el precio del porcino ibérico. Así a pesar, de que no hubo acuerdo en la mesa, los ganaderos solicitaron una subida de cuatro céntimos para el cebo y el cebo de campo, mientras que los industriales optaron para la repetición y por el descenso de un céntimo. Finalmente, el presidente de la mesa, Julián Barrera optó por subir dos céntimos el kilo el cebo y un céntimo el cebo de campo. Los lechones cotizaron diez céntimos al alza y los marranos quince céntimos. En la misma línea encontramos a los tostones que suben un euro la unidad.
El blanco sigue con el signo en positivo, el selecto, el normal y el graso cuestan un céntimo más, por el descenso de dos céntimos en las cerdas, como la pasada semana. Los lechones descienden un euro y los tostones mantienen su cotización.
En los cereales se ha fijado el precio de inicio de campaña para la cebada que parte de los 143 euros y de la avena en 138 euros la tonelada. Por su parte, el maíz se deja un euro con respecto a la última sesión.
En el despiece y en los magros no hay cambios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *