Los pueblos de la comarca pierden habitantes por la emigración y el envejecimiento


El estudio anual del INE sobre número de habitantes ha dejado patente en toda la comunidad el problema de la despoblación, que hace disminuir lentamente el censo en gran cantidad de poblaciones. La localidad más cercana con pérdidas reseñables es Sanchotello, que disminuye un 6,9% su población. En la otra cara de la moneda se encuentran localidades que logran sumar vecinos, es el caso de La Cabeza de Béjar o Montejo, que suman casi una veintena de nuevos habitantes en cada caso.

Los datos arrojados por el estudio de población del INE el pasado jueves, dejaron patente que toda la región está perdiendo habitantes por la inmigración local, que busca mejores condiciones de vida en grandes ciudades como Valladolid, siendo los pueblos siempre los grandes perjudicados.

En la comarca de Guijuelo han perdido habitantes varias localidades, Vecinos, Sorihuela, Valero, Los Santos y Valdefuentes de Sangusín pierden de una decena de habitantes aproximadamente. Aunque la más perjudicada es Sanchotello que ha perdido 16 habitantes, quedando un total de 232. Su alcalde, Luis Redondo señala que el mayor problema es el envejecimiento:

En el otro lado de la balanza están las poblaciones de nuestra zona que han ganado habitantes, es el caso de La Cabeza de Béjar que ha aumentado el censo en 16, Berrocal de Salvatierra, Ledrada y Fuentes de Béjar han aumentado su población en unos diez vecinos. Montejo es la más agraciada con 18 nuevos vecinos. Su alcalde, Eloy García, indica que la nueva fábrica y la cercanía con Guijuelo son la clave para aumentar el censo:

Pese a estos incrementos, la comarca sigue perdiendo por envejecimiento e inmigración cientos de habitantes a lo largo de cada año, dejando a pueblos en situaciones comprometidas debido a su reducido número de habitantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *