El C.D. Guijuelo se castiga con otro empate

El central Antonio Ayala ante el Racing de Ferrol

El C.D. Guijuelo sumó un punto ante el Racing de Ferrol en un partido donde de nuevo fue mejor que su rival, pero pagaron caros los errores y le faltó acierto de cara a portería. Cuando las dinámicas son negativas, parece que todo sale mal, porque al Guijuelo con poco le hacen gol, y eso pasó en el día de ayer, el Racing aprovechó dos errores para llevarse un empate del Municipal.

De partida, Jordi Fabregat apostó por una línea de cinco defensas, con Piojo en el lateral derecho, Ángel Sánchez, en el izquierdo y Ayala, Jonathan y Héctor como centrales. El Guijuelo empezó bien, dominaba el balón, aunque le faltaba fluidez en el centro del campo, además de enlazar con la zona de ataque. Su rival no hacía daño y se limitaba a lanzar balones largos. Los locales se sentían cómodos y en el minuto 20 iba a llegar la jugada del primer tanto, buen centro de Juliá sobre Pino que de fuerte disparo supera a Sergio. Tras el gol, al Guijuelo le entró miedo a ganar y dio un paso hacia atrás que aprovechó su rival a balón parado, Nano avisó de cabeza en el minuto 29 y en el 35 de nuevo, en un saque de esquina botado por Dani Benitez, Catalá de cabeza supera a Kike Royo. El Guijuelo estuvo bien hasta el minuto 20 y el Racing con muy poco, aprovechó el balón parado para irse al descanso con empate en el marcador.

En la segunda mitad, el Guijuelo salió a por el partido, en los primeros minutos acumuló varias ocasiones de gol, pero de nuevo pagó caro su error, en el 52 iba a recibir el segundo tanto. El Racing adelanta el saque de banda, los jugadores del Guijuelo protestan la acción, pero la jugada continúa, la defensa pierde la marca y el balón le llega a Armental en el segundo palo, que solo tiene que empujar el balón.

A pesar de todo, el Guijuelo siguió creyendo en si mismo y a falta de un cuarto de hora para el final, conseguiría el gol del empate, centro de Ángel sobre Pino que ve la llegada en segunda línea de Juliá que supera a Sergio. Con el 2 a 2, los de Fabregat fueron a por la victoria, en el 79 la afición reclamó un penalti sobre Pino del guardameta Sergio, el colegiado interpretó que el delantero se ayudó en la jugada con la mano. Al minuto, Manu Dimas tuvo en sus botas el gol de la victoria, pero de nuevo falló en el mano a mano ante el portero.

Al final el Guijuelo sumó un punto, continúa en descenso, pero ya sólo le quedan 25 puntos para mantener la categoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *