Sin suerte en Luanco

En el fútbol, hay una máxima, cuando perdonas lo pagas. Eso le pasó en el día de ayer al C.D. Guijuelo ante el Marino de Luanco. Los de Sito, a pesar de la derrota por 3 tanto a 1, realizaron un partido muy completo, donde sólo la falta de suerte, o el exceso de fortuna del Marino de Luanco, decantó el partido para los asturianos.

La verdad que el resultado no refleja el partido realizado por el C.D. Guijuelo. Desde el inicio se vio un Guijuelo muy serio en defensa y con las ideas claras en zona de ataque. El terreno de juego no invitaba a realizar un juego de toque, y por ello, el Guijuelo cambió su guión, estando bien centrados en defensa y aprovechando la salida en la contra con los jugadores de ataque. El Marino, avisó en el primer minuto de juego con centro de Diego que remata Juanma a las manos de Edu Calvo.

Con el paso de los minutos, el Guijuelo se hacía con el control del balón y comenzaba a llegar a la puerta de Ponzo. Romero en el minuto 10 avisaría con un disparo lejano desde la frontal y pocos minutos después, llegaría la jugada del penalti. El balón le llega a Hugo, que es más listo que su defensor y es agarrado claramente por Guaya. El árbitro no lo duda y decreta penalti. El propio Hugo sería el encargado de trasformar el 0 a 1.

Tras el tanto, el Marino despertó un poco, pero con más corazón que cabeza, llegaba a la portería del C.D. Guijuelo. La más clara para los locales, fue un disparo a la media vuelta de Robert, que Edu Calvo manda a corner. En los últimos minutos, el Guijuelo también tuvo su oportunidad, un centro de Jaime Moreno, lo despeja Saavedra a corner, con Hugo Salamanca, esperando en línea de gol.

En la segunda mitad, el Guijuelo salió enchufado en busca del segundo tanto, que pudo llegar a los dos minutos de la reanudación. Jugada de Romero, que cede el balón a Valero, este centra y Hugo remata, despejando la defensa local, el esférico le llega de nuevo a Hugo que se encuentra con una gran intervención de Ponzo, de nuevo el balón queda rechazado, pero el disparo de Jaime Moreno se marcha ronzando el palo. Triple oportunidad para los de Sito, que hubiera decidido el partido.

La falta de fortuna del Guijuelo, se convirtió en exceso de suerte para el Marino, porque sin apenar crear juego, iban a dar la vuelta en el marcador. En el 52, Omar aprovecha un rechace de la defensa, para de la nada, conseguir el gol del empate, y en el 68, Adrián Cruz, aprovecha un centro de Juanma, precedido de varios rechaces para conseguir el 2 a 1. A pesar del resultado, el Guijuelo seguía vivo y lo seguía intentado, pero el exceso de suerte del Marino, se iba a convertir en el 3 a 1. Falta botada por Adrián que le cede el balón a Robert y este cuela el cuero por la escuadra de la portería de Edu, un galozo, que a la postre le daría los tres puntos a los locales.

Al final el Guijuelo lo intentó, pero los puntos se quedaron en tierras asturianas. Además de la derrota, el Guijuelo pierde para el próximo partido a Tejedor por sanción y a Gonzalo, por lesión.

Por otro lado, en las categorías inferiores, nueva derrota del Juvenil Regional que no levanta cabeza. El conjunto guijuelense no pudo traerse nada positivito de su visita a Laguna de Duero, en un encuentro en el que empezaron ganando, pero en los minutos finales, el C.D. Laguna, dio la vuelta al marcador, para conseguir el definitivo 2 a 1.

En el resto de partidos, el conjunto Cadete se impuso por 1 gol a 3 al Peñaranda de Bracamonte. Mismo resultado, cosechó el Alevín A que también se impuso por 1 a 3 al Peñaranda. Por su parte el Alevín B no jugó su partido, por el mal estado del terreno de juego del Colegio San Agustín. En Benjamines, el equipo Benjamín perdió por 4 a 2 ante el Sporting de Carbajosa. En Prebenjamines, una victoria y una derrota. La victoria la del equipo A que se impuso por 7 a 1 al Monterrubio, y la derrota la del equipo B que cayó por 5 a 0 ante el Carbajosa de la Sagrada B.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *