En Castilla y León siguen a vueltas con el Borrador

En el día de ayer se reunieron representantes del sector ibérico de Castilla y León con representantes de la Junta con el objetivo de elaborar un documento conjunto del sector en la región, para corregir cosas del borrador del Ministerio que no convencen ni a productores ni a industriales.De esta forma se acordó modificar el nombre de las categorías del ibérico que pasarían de las tres que rezan en el Borrador de la Norma a las cuatro propuestas por el grupo de trabajo, siendo las cuatro calificaciones ibérico puro de bellota, ibérico de bellota, ibérico de campo e ibérico de cebo.

Por lo tanto a la de calificación de ibérico puro de bellota, que si aparece en el Borrador de la Norma, se incluiría la categoría de ibérico de bellota, el cruzado con duroc, que es la que mayor producción contiene en Salamanca y además se cambiarían las denominaciones de extensivo por la de ibérico de campo y de intensivo por la de ibérico de cebo, en la que entrarían todos los cochinos criados en granjas.

En la reunión también se habló de la posibilidad de alargar la norma que obliga a los cochinos a estar inscritos en el Libro Genealógico en la montanera del año que viene y también se planteo que haya más asociaciones que puedan llevar el libro genealógico y que éste sea un poco más abierto y participativo, con la creación de un libro filial.

En el encuentro celebrado en Valladolid, con la viceconsejera María Jesús Pascual, han estado presentes las asociaciones Iberaice, Ibercyl y Asacriber, así como la DO Guijuelo.

El próximo martes 6 de noviembre se ha convocado a todo el sector, para tratar de cerrar ya el documento, donde se prevé la presencia de la consejera Silvia Clemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *