La norma del ibérico debería ser algo entre profesionales

Entre las reacciones más destacadas, de las recogidas estos días, se encuentran las manifestaciones vertidas por el alcalde de Guijuelo, Julián Ramos, que entiende que son los profesionales los que tienen que hacer buena o no la tan traída y llevada modificación de la norma del ibérico.Y es que en el borrador del Real Decreto hay algunos aspectos que habrá que tener en cuenta si no se quiere eliminar de un plumazo el trabajo de los profesionales y sus puestos de trabajo, en este sentido, el alcalde de Guijuelo apuntaba algunas alegaciones que habrá que hacer ya no para mejorar, sino  para poder mantener activo el sector del ibérico en Castilla y León,

A pesar del interés demostrado por la industria del ibérico de Guijuelo, en relación con la modificación de la norma, el alcalde de la Villa ha vuelto a hacer un llamamiento a todos los afectados por la misma, para que se pongan manos a la obra y no deleguen en nadie lo que es únicamente responsabilidad de los profesionales del sector

Ahora es el momento, el último, de reunirse, de consensuar alegaciones, de presentarlas, de luchar para que se tengan en cuenta, de conseguir que se incorporen a la norma y si esto no se hace, serán los profesionales del sector los que más lo sufran. Hasta el 15 de noviembre hay plazo para la defensa de los intereses del sector y si no se trabaja en esa línea los lamentos posteriores no servirán y las responsabilidades derivadas serán exclusivamente de aquellos que no arrimaron el hombro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *