El ministerio de Agricultura escucha a Guijuelo

Acercar posturas, proponer soluciones, plantear soluciones, este es el reto asumido por ambas partes en la reunión mantenida ayer en Madrid entre representantes del ministerio de Agricultura y de los empresarios cárnicos de la villa guijuelense.En la mañana de ayer y en la sede del ministerio de Agricultura, una comitiva de industriales de la Villa compuesta por Francisco Javier Benito, Santiago Ramos, Yolanda Martín y Ángel Picado, presidente, vicepresidente, vocal y secretario de AICE Guijuelo se reunieron con Fernando Burgaz, director General de Industrias Alimentarias, Cristina Clemente, subdirectora General de Control y Laboratorios Alimentarios, Luis Herrero, subdirector técnico y Ana Bravo, subdirectora técnica de MAGRAM.

En la citada reunión, una vez planteadas las diferentes posturas ante la modificación de la Norma del ibérico, quedó claro que en el borrador que se presentará en los próximos días el MAGRAM incluirá tres categorías para el cerdo ibérico: la primera será para el ibérico puro de bellota, la segunda, que aún está por definir, atenderá al cerdo ibérico de extensivo y la tercera quedará vinculada al cerdo intensivo, cuya densidad de animales deberá ser menor a la actual, haciendo especial hincapié en la edad y en el peso de los animales, que quedará fijado en la Norma.
Por su parte, entre otras cuestiones, la intención ministerial sobre el libro genealógico es que deberán inscribirse todas las madres, lo que supondrá un coste aproximado de dos euros por animal.

Además la Norma establecerá un periodo de adaptación a la misma que no será de menos de tres años ni de más de cinco años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *