La Junta prorroga la ayuda de 400

La Consejería de Economía y Empleo ha aprobado las bases reguladoras del Programa Personal de Integración y Empleo, dirigido a trabajadores desempleados para la mejora de su empleabilidad e inserción laboral. Los beneficiarios, unos 4.500, recibirán una ayuda de 400 euros al mes, o la parte proporcional por períodos inferiores, durante un periodo máximo de seis meses.

Según recoge la orden que publica en su edición de este martes el Boletín Oficial de Castilla y León, la Consejería de Empleo ha aprobado la ayuda de 400 euros para las cerca de 4.500 personas que se encuentran en situación de de desempleo, con el objetivo de incentivar la reinserción laboral.

Las ayudas serán para aquellos trabajadores desempleados que participen en acciones de orientación, inserción y búsqueda de empleo desarrolladas por el Servicio Público de Empleo de Castilla y León, a través de programas personales de integración y empleo.

Una vez concedida la ayuda, el ECyL asignará a los trabajadores beneficiarios un técnico orientador, que les prestará atención individualizada, para mejorar su ocupabilidad y la búsqueda de empleo. Requisitos imprescindibles para mantener la ayuda.

Los beneficiarios deben haber extinguido por agotamiento las ayudas económicas, no deben haber trabajado ni por cuenta propia ni ajena desde la fecha en la que se agotó la ayuda, además deberán estar inscritos de manera ininterrumpida como desempleados y no recibir ningún tipo de prestación o subsidio y carecer de rentas, de cualquier naturaleza, en cómputo mensual, superiores al 75 por ciento del Salario Mínimo Interprofesional.
Además, tendrán que estar empadronados en alguno de los municipios de la Comunidad desde el 1 de enero de 2010, como mínimo.

En el caso de que el beneficiario encuentre un empleo, se paralizará el cobro de la ayuda, que se podrá reanudar si se siguen cumpliendo los requisitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *