Septiembre es la época de fijar nuevos propósitos

Con la llegada al trabajo y después de las vacaciones, nuestras vidas se llenan de colecciones por entregas en las librerías y quioscos y de buenas intenciones, como quitar los michelines, dejar de fumar, ir a clases de inglés después de descubrir que tenemos menos nivel del que creíamos y otra serie de promesas que suelen durar uno o dos meses.

Septiembre marca el inicio de cumplir estas y otro tipo de promesas o proyectos, estas son las más comunes en primer lugar ponerse en forma y adelgazar después de descubrir que no tenemos el tipazo; pero el próximo año…

En segundo lugar aprender un segundo idioma, casi siempre después de haber viajado al extranjero. El tercer lugar lo ocupa el tabaco, le sigue sacarse el carné de conducir. Aunque también existen propósitos sexuales para recuperar la chispa perdida.

Estos son sólo algunos de los nuevos proyectos que se marcan la mayoría de los españoles después de volver de vacaciones. Nosotros les animamos a que lo intenten, aunque si se cansan a los quince días de empezar, siempre les quedará la colección de abanicos o de figuras de porcelana por entregas que en la mayoría de los casos sólo supone un esfuerzo, el económico y el consuelo es que si nos cansamos, siempre podemos completar la colección al año que viene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *