El control de los vertidos de residuos procedentes de fuentes agrícolas y ganaderas es un reto para muchos Ayuntamientos de la zona, que ya cuenta con una ordenanza definitiva en Cespedosa.Multas desde 1.200 euros hasta 6.000 euros esto será lo que tendrán que afrontar aquellos que incumplan la ordenanza municipal reguladora del Transporte, utilización y vertido de purines, estiércoles y otros residuos de fuentes de origen agrícola y ganadera, que ya ha sido aprobada de forma definitiva, en Cespedosa.

Además, hay que tener en cuenta que esta ordenanza es de cumplimiento obligatorio en todo el término municipal de esta localidad que trata así de controlar y definir cuales son las actividades que si o que no se pueden afrontar a la hora de trasladar y eliminar los residuos procedentes de las empresas que trabajan en el campo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *