El teatro del Centro Cultural acoge la obra “Los cuentos están muertos”

“Los cuentos están muertos” es el título de la obra teatral que centra la oferta cultural de este fin de semana, además de campeonatos juveniles, cine y exposiciones.

La citada función está a cargo del Grupo Lazarillo de Tormes, que en colaboración con la ONCE, ofrece una nueva propuesta teatral que de manera muy cruda retrata la realidad actual, desde la violencia doméstica a los problemas interculturales.

La obra cuenta con detalles innovadores, apostando por las nuevas tecnologías. La función comenzará a las diez de la noche, siendo la entrada gratuita hasta completar el aforo del teatro del Centro Cultural.

En Guijuelo Joven tienen programados dos campeonatos de videojuegos para hoy y mañana. En el de esta tarde los socios pondrán a prueba sus conocimientos con “Buzz, el megaconcurso”. Mañana sábado se pondrán al volante de los coches de “Gran Turismo” para competir en trepidantes carreras, ambas actividades comenzarán a las siete de la tarde.

Para finalizar recordamos que la exposición de fotografías “La Mujer Rural”, organizada por la Diputación de Salamanca, finaliza esta tarde y se puede visitar hasta las nueve de esta tarde.

1 comment for “El teatro del Centro Cultural acoge la obra “Los cuentos están muertos”

  1. Jemy
    13 marzo, 2009 at 2:15 PM

    GUIJUELO TEATRO

    13 DE MARZO DE 2009

    “Los Cuentos están Muertos” representada por el grupo “El Lazarillo de tormes”

    El viernes 13, en el Teatro del Centro Cultural de guijuelo, se representa la obra “los Cuentos Están Muertos”, original del polifacético Fernando Saldaña de la mano del grupo de teatro aficionado “El Lazarillo de Tormes”.
    A pesar de ser viernes 13 y una hora tardía (22:00), no se trata de una obra de terror -¿seguro?-, pero sí de toda una bofetada a la sociedad actual y a su forma de vivir, toda una crítica negativa y una reflexión de nuestra forma de ver el mundo en el lado desarrollado.
    Destinada al público adulto que quiere ver en el teatro una fuente que se cuestione la sociedad, que plantee sus controversias, sus diferentes raseros y sus miserias, la obra hace un recorrido por aspectos, aparentemente tan alejados de nosotros, como la hipocresía ante la pobreza, el maltrato, la utilización de la guerra como medio de riqueza y poder, la superioridad moral del modelo de vida occidental, la crematística del dinero,….. un sinfín de aspectos que, de la mano de metáforas, magia e ironías se hacen visible para el espectador que, evidentemente, quiera verlas y pensar sobre ellas.
    Con una escenografía oscura, apropiada a lo que quiere reflejar, la obra nos va sumergiendo en los diferentes mundos que va creando, mitad de cuentos, mitad reales, siempre intencionadamente ocultos. Una búsqueda constante de profundizar en el espectador, poniéndole ante sí una nueva realidad, hasta conseguir que se involucre en la escena, en el momento más tumultuoso de la obra, cuando el Soldadito de Plomo se enamora del Poder, en toda una sorpresa para los asistentes y que le obligan, si no lo había hecho ya, a impregnarse del mundo creado, sin dejarle ya salir de él.
    Todo un ejercicio para agitar nuestras conciencias, de mirarnos a nosotros mismos, de pensar en nuestro comportamiento diario, en cómo, muy posiblemente, nuestro modelo de vida es posible, solamente, por la existencia del otro lado. Sin plantear alternativas, la obra deja este arduo trabajo a la conciencia del espectador, a sus reflexiones y a su comportamiento día a día. ¡no se la pierdan!

    El grupo de actrices y actores, jóvenes en su mayoría y sin experiencia previa en teatro, han montado la obra a lo largo de más de un año de esfuerzo y dedicación. Han tenido que enfrentarse a sí mismos, a su timidez, a la exposición ante los demás,a sus temores, a su inseguridad,…. Y desde luego que lo han logrado. No olvidemos que son aficionados, que hacen y entienden el teatro como una actividad lúdica de ocio que a su vez les enriquece y les desarrolla como personas. Por ende, una representación es sólo el punto final de la preparación y logros alcanzados y el punto de origen para una próxima salida a escena.
    Deseamos que sigan con su afición, que empiecen con un nuevo montaje y tengamos la oportunidad de volver a verlos pronto. Seguro que sorprenden de nuevo. ¡suerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *