Los ganaderos reclaman indemnizaciones por las ovejas muertas tras ser vacunadas por Lengua Azul

Unión de pequeños agricultores convocó ayer a las 13:00 horas una reunión en Guijuelo para tratar la vacunación de la Lengua Azul entre otros temas.

El tema más importante fue el de la vacunación de la Lengua Azul, que según declaraciones de sindicatos y ganaderos, es la posible causa de la alta mortalidad de ganado vacuno, y sobre todo ovino que se ha registrado en las últimas semanas.

Los ganaderos reclaman tanto la indemnización por el ganado muerto como la suspensión cautelar de la campaña obligatoria de vacunación hasta que se esclarezca el motivo de la alta mortalidad entre el ganado ovino.

La situación en el sector es altamente preocupante por el número de ganado perdido que afecta a todas las comarcas ganaderas de la provincia. Provocando además que las hembras aborten en gran número una vez han sido vacunadas.

Desde UPA advierten que el sector tiene problemas causados por la crisis, los bajos precios de compra, inferiores al coste de producción, y los problemas a la ayuda de cobrar las ayudas de la PAC, que sumados a las recientes muertes agravan notablemente la situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *