Dos de los pasajeros del avión de Barajas pasaban los veranos en Berrocal de Salvatierra

España se fue a dormir anoche sumida en la tragedia del accidente aéreo ocurrido en Barajas que ha provocado la muerte de 153 pasajeros y tripulantes.

A las tres menos cuarto de la tarde el vuelo JK 5022 de la compañía Spanair con destino Gran Canaria enfiló la pista 36 L del aeropuerto de Barajas. Por causas desconocidas el motor izquierdo de la nave hizo explosión en el momento del despegue, provocando que el avión cayera en un campo cercano a la pista envuelto en llamas.

La rápida deflagración provocó que la mayor parte de los 172 ocupantes murieran en el acto entre los que se encontraban 4 salmantinos, Tras la llegada de los servicios de emergencia se pudo rescatar a veinte personas de entre los restos del siniestro dos de ellos procedentes de Salamanca, siendo repartidos en varios hospitales de Madrid. Una comisión de investigación del Ministerio de Fomento formada por siete profesionales independientes ya han comenzado a trabajar con las cajas negras del aparato para esclarecer las causas del accidente.

Entre los pasajeros del avión se encontraban dos personas que según ha confirmado el alcalde de Berrocal de Salvatierra, Ángel Martín, veraneaban en la localidad de la que fueron residentes. Además tienen familiares en Palacios de Salvatierra.

Los trabajos de identificación de los cadáveres comenzaron ayer en el recinto de Ifema, donde se han trasladado los cuerpos y se está atendiendo a familiares, para los cuales la compañía Spanair ha habilitado un teléfono de información: 800 400 200.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *