Más de medio millar de guijuelenses acuden al aniversario de la iglesia

La iglesia se llenó de guijuelenses que recordaron los 50 años del templo
La información en Guijuelo continua centrándose en la iglesia parroquial que ayer celebró su 50 aniversario. Una jornada cargada de recuerdos y anécdotas de los vecinos de Guijuelo.

La celebración contó en primer lugar con una eucaristía presidida por el obispo Carlos López, en la que tomaron parte diez párrocos de la zona, así como curas hijos de la villa. Además los guijuelenses no faltaron a la cita y llenaron el edificio parroquial que estrenó una placa en memoria de D. Francisco y D. Eugenio artífices de la construcción de la parroquia.

Durante la celebración eucarística hubo momentos para el recuerdo y para agradecer la labor de todos los guijuelenses y para el ofrecimiento que se plasmó con la participación de las Águedas que entregaron productos de la tierra a nuestra señora. Al finalizar el rito religioso y en representación del pueblo Santiago Díaz agradeció la labor de los párrocos que han pasado por la villa. De la misma manera el agradecimiento lo extendió para todos aquellos que viven activamente la religión en la actualidad. En este repaso agradecido también hubo un momento para los guijuelenses y su Ayuntamiento. La celebración en la iglesia contó también con las palabras del alcalde de la villa Julian Ramos que destacó la labor de los vecinos de Guijuelo durante estos 50 años. La cita en nuestra iglesia concluyó con los agradecimientos del párroco Horacio López.

Al final de la celebración el grupo Folclórico ‘El Torreón’ ofreció sus cánticos y bailes en honor a la patrona y su iglesia, frente a los guijuelenses que salían del templo con los libros conmemorativos, que tuvieron mucho éxito y se agotaron rápidamente.

Una vez finalizado el oficio religioso los más de 500 asistentes al aniversario se dirigieron al hogar del jubilado para disfrutar de un convite ofrecido por el Ayuntamiento, en el que no faltó embutido y jamón de Guijuelo.

El obispo don Carlos López, que dirigió los actos religiosos del aniversario del templo, se mostró contento con la actitud de los fieles de la villa y el especial cariño que se tiene a la iglesia parroquial.

Entre todos los aspectos que rodean a la construcción de la iglesia guijuelense, el obispo de la diócesis de Salamanca resaltó la colaboración popular que hizo posible las obras hace cincuenta años.

Respecto al estado actual de la religión en España y las recientes polémicas en torno a la religiosidad que envuelve aspectos de la vida cotidiana, don Carlos López se mostró esperanzado, y que se seguiría confiando en la Iglesia en un país con costumbres tan católicas como es el nuestro.
Asimismo el prelado se mostró satisfecho con la actividad religiosa en Guijuelo, como así lo indican la gran cantidad de confirmaciones que ha realizado en la villa en los cinco años de su episcopado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *