Más de 250 niños y padres del Filiberto Villalobos conocieron el estilo de vida arriero

Los alumnos del colegio público Filiberto Villalobos pudieron disfrutar el pasado jueves de una marcha arriera en el campo, para lo cual se desplazaron hasta Fuenterroble de Salvatierra donde montaron en burro para visitar Fuente Calera.

En la actividad participaron 250 personas entre colegiales, padres y familiares. A las once de la mañana llegaron a Fuenterroble donde se prepararon para marchar hasta el paraje conocido como Fuente Calera, una zona situada a tres kilómetros de la localidad peregrina. Tita Díaz, presidenta del AMPA del Filiberto Villalobos se mostró satisfecha por la nueva experiencia, que gustó tanto a padres como alumnos, que plantaron una veintena de árboles en el campo, como nota final de la marcha.

Por la tarde los colegiales disfrutaron de la actuación de unos magos y participaron en un taller de globoflexia en el hogar del peregrino de Fuenterroble. Díaz remarcó el objetivo de la actividad, que era mostrar a los pequeños el estilo de vida arriero.

A mediodía los participantes disfrutaron de una comida a base de macarrones que preparó Jesús Merino. Los actos finalizaron a media tarde, en torno a las seis, momento en que la comitiva regresó a Guijuelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *